jueves, 29 de enero de 2015

miércoles, 28 de enero de 2015

Don Étimo va por todas las canicas

  La palabra canica proviene del francés canique (pronúnciese: caníc), y este del neerlandés k-nikker; a su vez, del alemán knicken: 'romper, aplastar'.
¿Por qué se llama así este juego: Damas chinas? O antes: ¿por qué damas?

Aventuras de Palacio


La patineta como curriculum urbano


¿El origen del juego?

Cartón de Doug Grundy

Ruletero


Caricatura mercurial de miércoles

Britney Spears por Jeff Stahl (que retoca el pelo)
Shakespeare por Noma-bar
Anne Hathaway por Evind Boror
David Cameron, primer ministro del Reino Unido, por George
Jimmy Fallon por Jason Seiler
Anna Wintour por Cowles
 Sylvester Stallone por George

martes, 27 de enero de 2015

Sólo insomnes/Cooool of the night/El aliviane de la noche

 
Me gustas más con lentes

Listo


Don Étimo y el juego

La madurez del hombre significa 
haber reencontrado la seriedad que 
de niño se tenía al jugar
-Friederich Nietzsche

La palabra juego proviene del latín jocus, 'jocoso, ameno, broma, di-versión'. Adviértase la proximidad del verbo 'jugar' y el sustantivo 'juglar' (del latín jocularis). Mientras que lúdico procede del latín ludere, 'juguetear'; a su vez de 'ludir': 'frotar o estregar una cosa con otra', esto es, retozar, juguetear carnal(amorosa)mente. Véase jocoserio. Si nos trasladamos a la visión del mundo anglosajón, juego es play (vocablo derivado del latín plega, 'mover rápido, des-plegar-se, ejercitarse') y game (del gótico ga-mman, 'gozar los hombres juntos').  Muchos consideran que al dejar de ser niños se acaba el juego, pero no es así. Lo lúdico cambia de plano: accede al nivel de Lo Importante. Es decir, los juegos que juega la gente (Games people play) se tornan serios pero sin dejar de ser juegos.
 

A propósito de juguetes... eróticos/ O Teri y el ejercicio vaginal